Español | Inglés


  • Fundaciones
  • Escuelas ARQ

Le Corbusier
Mies Van der Rohe
Oscar Niemeyer
Santiago Calatrava
Antonio Gaudí
Cesar Pelli
Luis Barragan
Mario Bota
Norman Foster
Philip Jhonson            [+]


A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

A

Antonio Gaudí

Es el máximo representante del modernismo y uno de los principales pioneros de las vanguardias artísticas del siglo XX. Su figura es una de las más sorprendentes de la historia de la arquitectura, tanto por sus sugestivas innovaciones formales como por su asombrosa dedicación personal, iluminada por una inquebrantable fe católica.

Primeras obras

Gaudí nació el 25 de junio de 1852 en la ciudad tarraconense de Reus. Estudió en la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona, donde se graduó en 1878. Aunque comenzó a colaborar en algunos proyectos barceloneses siendo estudiante, como el parque de la Ciudadela, donde diseñó las puertas y la fuente monumental, su carrera comenzó con el premio del concurso para las farolas de la plaza Real (1878). Luego realizó la iluminación de la muralla del mar (1880) y, por fin, su primer encargo privado, la casa Vicens (1883-1888), un edificio neomudéjar proyectado para un fabricante de azulejos, en el que ya se aprecia su fuerte personalidad creativa. Relacionado con los círculos de la revista La Renaixença, el joven Gaudí comenzó a contactar con la emergente burguesía catalana, a la búsqueda de un estilo nacional. Así conoció a su principal mecenas, el empresario textil Eusebi Güell i Bacigalupi, para quien el arquitecto diseñó primero los pabellones de caballerizas de su finca en Pedralbes (1884-1887), y más tarde el palacio Güell (1885-1889) en Barcelona, un edificio neogótico donde ya se intuyen sus obsesiones personales, como el trencadís o mosaico de cerámica fragmentada, los arcos y las cúpulas parabólicas. En estos primeros años, caracterizados por las reminiscencias medievales, se suceden los encargos para la oligarquía y la iglesia catalanas, incluso fuera de Cataluña: “El Capricho” de Comillas (1883-1885), palacio episcopal de Astorga (1887-1893), colegio de las Teresianas en Barcelona (1888-1889) y casa de los Botines en León (1891-1892).

Madurez

El estilo de Gaudí fue madurando hasta alcanzar una versión personal del modernismo europeo. La expresividad formal fue ganando terreno a las referencias históricas en sus obras del final de siglo XIX: la cripta de la iglesia de la colonia Güell en Santa Coloma de Cervelló (1898-1917) y las barcelonesas casa Calvet (1898-1899) y torre de Bellesguard (1900-1909). Ya a comienzos del siglo XX, levantó una serie de obras sorprendentes en la capital catalana, que le consagraron como maestro de la arquitectura internacional.
En la casa Batlló (1904-1906), reforma de un edificio del Eixample barcelonés, Gaudí sólo pudo proponer operaciones periféricas, como la nueva fachada ondulada, con sus sugestivos balcones y galerías, o la cubierta en forma de lomo de dragón, revestida de piezas cerámicas que simulan escamas. Pero su proyecto más polémico fue la casa Milá (1906- 1912), conocida por los barceloneses como La Pedrera —cantera en castellano— y criticada en su época como edificio desnudo de ornamentación, en contraste con las fachadas eclécticas del resto del paseo de Gracia. Pero además de sus formas orgánicas, incorporó numerosas innovaciones como la piedra sustentada por la estructura metálica, para poder abrir grandes vanos, la planta libre, las rampas helicoidales que conducen al aparcamiento inferior o los desvanes abuhardillados con arcos catenarios. Otra obra pionera de la arquitectura moderna fueron las escuelas provisionales de la Sagrada Familia (1909), construida como sucesión de paraboloides hiperbólicos de ladrillo que conforman por igual las fachadas y la cubierta del edificio.

Gaudí también fue un destacado diseñador, tanto por las imaginativas forjas que caracterizan sus balcones y cancelas, como por el excepcional mobiliario que fabricó para distintos encargos privados. Al igual que sus coetáneos Victor Horta o Henri Clemens van de Velde, practicó la arquitectura desde la concepción wagneriana del arte total, esmerándose en la concreción de cada detalle y proponiendo el mobiliario completo de cada vivienda que proyectaba. Entre sus piezas más relevantes se encuentran la bancada del parque Güell, compuesta por piezas prefabricadas revestidas de trencadís; el sillón Calvet, la silla y el banco Batlló, fabricados en roble tallado, donde su exuberante genio se alió a las exigencias ergonómicas en una armonía insólita, que anticipó en más de medio siglo algunas innovaciones del diseño moderno.

Su obra ejerció innumerables influencias sobre las vanguardias históricas, entre las que destacan los paralelismos con el expresionismo alemán y la herencia recogida por Salvador Dalí y otros artistas del surrealismo. Su desconcertante personalidad de visionario destaca en la historia de la arquitectura. Sin embargo, su obra fue menospreciada por sus compatriotas noucentistas, defensores de un catalanismo basado en la cordura antes que en la aparente locura del genio mediterráneo. Gaudí, recluido sus últimos quince años en la construcción de la Sagrada Familia, murió en Barcelona el 10 de junio de 1926, tras ser atropellado por un tranvía en el cruce de las calles Gran Via de les Corts Catalanes y Bailén.


Modernismo Siglo XXI

Un arte decorativo cuyas manifestaciones se produjeron en la arquitectura y en las artes plásticas. Las últimas décadas del siglo XIX y los comienzos del siglo XX.

Las últimas décadas del siglo XIX y los comienzos del siglo XX, fueron testigos de un cambio sin precedentes, tanto en el aspecto material, como en la forma de vida. Una época que dio a luz lo que hoy conocemos como la era moderna. El cambio que se vivenció en Occidente fue masivo. Una transformación imparable debido al proceso de industrialización. La diversas innovaciones alteraron para siempre el transcurso de la vida cotidiana. Los arquitectos y diseñadores llevaban siglos trabajando en un ambiente donde se privilegiaba el pasado en lugar de mirar hacia el futuro. Un tiempo de éxtasis y delirio estilístico de tendencia historicista.[+]

Copyright 2010 FADU - All rights reserved | Grupo Vm33
Universidad de Buenos Aires - Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo - DGPC